CUIDADOS ANTES DE LA OPERACIÓN

 

  • Durante un mes antes de la operación no hacer uso de ningún tipo de sustancias o productos inhalados.

  • Durante los días anteriores a la cirugía es conveniente realizar ejercicios respiratorios, inspirando y expirando suavemente por la boca con la nariz tapada.

  • No tomar aspirinas, u otros medicamentos que contengan salicilatos, durante dos semanas antes y dos semanas después de la cirugía.

  • También es recomendable practicar, durante la semana anterior a la operación, la respiración con la nariz tapada (pueden colocarse unos algodones en los orificios nasales durante unas horas en casa). De esta manera será mucho más cómodo el post-operatorio.

 

CUIDADOS DESPUÉS DE LA OPERACIÓN

 

Es normal que aparezcan moretones en mayor o menor grado, así como edema o hinchazón. Los párpados también pueden hincharse durante unos días. Los moretones desaparecen en una  semana. El resultado definitivo no puede apreciarse hasta pasados 6 meses, cuando el proceso de cicatrización ha madurado. Cuando el hematoma es importante puede extenderse hasta la conjuntiva ocular, provocando el enrojecimiento temporal de la esclerótica (parte blanca del ojo). No te alarmes, no tiene mayor importancia  y desaparece espontáneamente, debes colocarte  sábila congelada envuelta en gasa sobre el área oculofacial inflamada, el mayor tiempo posible durante los primeros tres días.

 

Naturalmente después de la rinoplastia, sentirás tu cara hinchada, la nariz tapada y un fuerte dolor de cabeza, por lo que es de suma importancia que tomes los medicamentos (antibióticos y antiinflamatorios) indicados en tu receta para aliviar estos dolores y evitar la aparición de algún tipo de infección en el área intervenida. Es importante resaltar que los medicamentos calmarán la mayoría de las molestias.

 

Debes evitar sonarte la nariz y obviamente guardar reposo, no significa que estés en cama todo el día, sino que evites hacer esfuerzos innecesarios y todo aquello que pueda tensionar la nariz, como por ejemplo reír a carcajadas o mantenerte bajo el sol.
A los tres o cuatro días te retiraremos el taponamiento nasal e iniciaras hacerte lavados nasales con solución nasal, lo cual te permitirá respirar mejor por la nariz, entre los 8 a 10 días te retiraremos el  el aquaplast que cubre la nariz, férulas, vendajes y puntos de sutura, que te permitirán sentirte más cómodo.

 

A los 8 días podrás retomar tus actividades normales, aunque debes tener presente que el sangrado nasal puede ser constante, la inflamación y los hematomas normalmente desaparecen, a excepción de un poco de hinchazón muy leve. Por lo tanto, es imprescindible no practicar deportes, evitar asistir al gimnasio y no participar de ninguna actividad que pueda ocasionar un golpe en la nariz y mucho menos que te obligue a estar expuesto a los rayos del sol.

 

Es recomendable que los pacientes que usan gafas, se abstengan de llevarlas puestas por lo menos un mes después de la cirugía

Ingerir  alimentos suaves y fríos durante las primeras 48 horas, evitando masticar e ingerir bebidas alcohólicas durante dos semanas.

 

Existen varias técnicas quirúrgicas para la rinoplastia,  si se te realizo la técnica abierta , esta consiste en que tendrás una cicatriz en la columela nasal, porque es el área de la incisión para poder operar la nariz, no tienes que preocuparte pues dicha cicatriz se irá perdiendo en el lapso de los 6 meses de recuperación total y definitiva de la cirugía.